jueves, 18 de agosto de 2016

Respeto

Algo tan fácil de entender y tan difícil de aplicar, parece.

Sólo pido respeto para un profesional que ha sido capaz de hacer campeón de la Copa América a Chile, no a Brasil o Argentina, a Chile.

Respecto para un profesional con una idea clara de lo que quiere y muy valiente.

Pregunto una cosa, si estás en una batalla, en una pelea, en un problema, quién quieres que te acompañe, el valiente o el cobarde. El valiente seguro.

Y es muy valiente, porque salir a jugar en el Camp Nou con una defensa de tres formada por una canterano, Iborra y un recién llegado, es de ser muy valiente.

Por eso pido respeto. Y paciencia. Cada años hemos visto como Unai Emery, sin cambiar de filosofía, sólo de hombres, perdía el primer trimestre de la liga hasta que conseguía hacer funcionar al equipo.

Ahora parece que queremos que un recién llegado, con una visión del fútbol distinta a la que había y con un equipo nuevo, tenga resultados el primer día, jugando ante posiblemente los dos mejores equipos del mundo.

Si con Emery hacíamos las valoraciones al final, hagámoslas también entonces, o al menos, cuando haya dado tiempo de ver algo más que dos Supercopas.

Porque nos gustará más una forma u otra de jugar, Emery o Sampaoli, Bilardo o Menotti, Mourinho o Guardiola, yo soy de los segundos, pero respeto las dos, porque de los dos hay muchos ejemplos de campeones, pero nos guste cual nos guste, tenemos que tener paciencia y respecto.

Porque además, con Emery perdimos dos Supercopas ante R. Madrid (como si no la hubiéramos jugado) y con el Barcelona, tras una nefasta primera parte a la contención y una gran remontada en la segunda al ataque. Y porque con el R. Madrid (sí, con muchas bajas, como hoy el Sevilla), merecimos ganar y debíamos haber ganado. Y porque hoy, con el Barcelona, con un 0-2 y un equipo plagado de bajas, debimos habernos ido al descanso ganando 1-2 o 1-3 y no sólo no fue así, sino que encima nos marcaron el segundo en un error infantil de esos que veremos algunos este año hasta que nos adaptemos al juego.

Paciencia y respeto señores. A mí me gusta el Sevilla aunque reconozco que tiene mucho que mejorar. Pero si no te gusta, paciencia y respeto, al menos, durante unas jornadas.