sábado, 21 de julio de 2012

Cualquier medida contra la violencia es poca

Como todas las decisiones que se toman en esta vida, parte o todas las consecuencias las pagan personas que no tienen la culpa de lo que ha pasado.

Esto es así en todos los aspectos de la vida.

Las medidas adoptadas por el club para evitar los actos violentos en el Ramón Sánchez-Pizjuán, van a traer consecuencias negativas a personas que no tienen la culpa, pero no hay más remedio que tomar medidas.

Aplaudo a mi club si está decidido a acabar con los ultras violentos.

Ya es hora que entiendan los ultras que la violencia no cabe en el fútbol. Que el fútbol es un deporte, y como tal, no caben aquellos que sólo buscan esconderse tras la masa para poder llevar a cabo actos vandálicos que no se atreverían hacer solos.

Yo siempre he respetado a mi contrario. A mí me gustaría que aficionados de otros equipos pudieran venir con tranquilidad a mi estadio, con sus camisetas y bufandas y poder animar a sus equipos sin miedo.

Me gustaría poder hacer lo mismo y no tener que ir a Huelva, Barcelona o Madrid (que han sido los últimos lugares que he visitado con nuestro equipo) y tener que aguantar como insultan a mi ciudad, a mi gente, a mis jugadores y como podría sufrir una paliza si alguien se diera cuenta de qué equipo soy.

A estas cosas no hay derecho. Animar a tu equipo es diferente de insultar al rival, a rivales algunas veces que ni siquieran están jugando en contra.

Y los insultos siempre salen del mismo sitio. Y los insultos generan violencia.

Si con estas medias somos capaces de echar a los violentos, el resto lo entenderá y con el tiempo se alegrará.

Y con el tiempo, mis ojos no tendrán que ver como un chico del Español, saliendo del estadio después de haber sido goledado, junto a su novia, callado, cogido de la cintura de ésta y paseando tranquilamente, recibiera un puñetazo en la nariz de cuatro ultras cobardes que pasaron por su lado. 

El Barcelona fue el primero. Ojalá al Sevilla le sigan el resto de equipos del fútbol mundial y esta escoria que sólo quiere pelear y romper cosas, desaparezca del fútbol.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ante todo condenar al unísono a quienes copmeten actos de violencia y a quienes adoptan medidas discriminadoras y abusivas para -según dicen-combatir estos actos.
No eres abonado de Grada Baja Gol Norte,¿nó?Yo sí y me siento tratado como un criminal y un delincuente,tendré que ir una hora antes,no podré dejar mi abono (no seamos hipócritas todos lo hicimos alguna vez),no podré comprar entradas para mi hijo (le prometí llevarlo el día 8 al Trofeo Antonio Puerta y no venden entradas de mi zona...manda huevos),amén de crearse un agravio inaceptable frente al resto de abonados.No puede haber sevillistas de 1ª y 2ª categoría según sus derechos.
O se sientan Club y BIRIS a buscar una salida que no nos vulnere los derechos a los aficionados de Grada Baja Gol Norte o ¡CONSEJO DIMISIÓN!
Guillermo Tinoco abonado 8307 y accionista del Sevilla FC SAD

SEVILLISTA1973 dijo...

Guillermo, lo primero es agradecerte tu comentario.
Lo segundo que no puedo compartir tu indignación contra el que toma medidas contra los violentos, porque hay que erradicar la violencia, cueste lo que cueste.
Siento que te veas injustamente alcanzado por estas medidas, pero mejor esto que un día al llevar a tu hijo al Gol Norte sufríeras alguna desgracia por culpa de estos desalmados (yo no hablo de los Biris en si sino los que se aprovechan para generar violencia)
Se que no servirá de mucho ni puedo hacerlo con todo el mundo, pero si quieres, pongo mi carnet de Gol Sur a tu disposición para ese partido para que puedas asistir con tu hijo.
Saludos.